Elecciones Ilustre Colegio de Abogados de Santiago de Compostela: Entrevistamos a Ulises Bertolo

 

Entrevistamos a Ulises Bertolo, candidato a decano en el Ilustre Colegio de Abogados de Santiago de Compostela

¿Por qué se presenta a las elecciones del Colegio de Abogados de Santiago de Compostela?

Por algo que ocurrió en el curso de un café con varios compañeros después de un juicio en el mes de junio. Me di cuenta de que llevaban demasiado tiempo sin pensar en el Colegio. Fue entonces cuando nació en mí la necesidad de construir un sentido de pertenencia, de trabajar la vida asociativa y de proponer un gobierno colegial que practique la lógica colaborativa.

¿Qué le diferencia del resto de candidaturas?

Creo que lo que puedo aportar es mi perspectiva de lo que debemos ser. No propongo un paquete de medidas aisladas sino un modelo vanguardista e innovador que exprese una personalidad colectiva a la sociedad. Las reivindicaciones tradicionales sobre el funcionamiento de la justicia forman parte de las obligaciones inherentes al cargo, pero el Colegio debe ser algo más, un modelo en el que cada colegiado sea el centro y aporte valor añadido al colectivo. Para ello es necesario hacer a nuestros compañeros y compañeras partícipes del gobierno y no relegarlos a la participación pasiva que representa, por ejemplo, la formación de su voto en las sucesivas juntas generales. Solo así estaremos en situación de convertirnos de una vez por todas en un verdadero referente social. Quizás añadiría a lo expuesto, que tengo larga experiencia en la gestión de lo común, pues presidí un club deportivo durante más de siete años consiguiendo sanear las cuentas, realizar eventos de repercusión internacional y una importante política de inversiones sin subir un solo euro las cuotas de  los asociados y concitando el patrocinio de operadores de primer nivel para el desarrollo de nuestras actividades.

¿Cuál es la medida estrella de su programa?

Hemos sido la primera candidatura en presentar ante nuestros compañeros la fase 1 de nuestro programa, con medidas concretas que hemos elaborado después de escuchar a muchos de ellos, tanto para los colegiados ejercientes como para los no ejercientes y que cualquiera puede consultar en nuestra página web www.porunnuevocolegio.com. Presentaremos la fase 2 a lo largo de la campaña cuando terminemos la segunda ronda de contactos que estamos haciendo en la actualidad.

Si tuviera que reseñar algo sería la innovación, pero más que como medida, como necesidad. Propugnamos el cambio frente al continuismo, y por eso queremos dotar a nuestros compañeros, con especial atención a los más jóvenes, de las herramientas necesarias para hacer frente  a los cambios que afectarán a nuestra profesión en muy pocos años, fruto de la globalización y de la irrupción de las nuevas tecnologías. Y lo haremos de una manera sencilla, para que esa necesaria evolución que imponen los nuevos tiempos pueda ser comprendida incluso por los más reacios al cambio. Implementaremos una serie de sistemas que nos permitirán, entre otras cosas, ser mucho más eficaces en la relación entre el Colegio y colegiados, en la relación del Colegio con otras instituciones públicas y privadas, en aspectos de formación continua, gestión de despachos y en la defensa a tiempo real de nuestros compañeros y compañeras ante cualquier ataque a la dignidad profesional. Pero innovación es además optimización de los recursos actualmente disponibles, y también en ese aspecto sabemos dónde y cómo debemos actuar para mejorarlos.

¿Bajará las cuotas colegiales?

En el programa que se puede consultar en la web nos comprometemos a llevar a cabo la transformación digital del Colegio, la modernización de su estructura de gobierno, y a hacerlo más social con beneficios a favor de los compañeros que trabajan en el Turno de Oficio y a establecer una serie de ayudas económicas a las abogadas y abogados que se vean incapacitados para el ejercicio de la profesión, mediante una gestión eficiente de nuestros recursos económicos y sin incrementar  los cuotas colegiales durante los próximos ejercicios económicos.

¿Es partidario de que estar colegiado sea obligatorio?

Absolutamente partidario. En mi opinión es la única manera de garantizar a la ciudadanía que la profesión se ejerce dentro de los parámetros del Estatuto de la Abogacía y en condiciones del máximo respeto a las normas deontológicas y a las leyes, y de evitar el intrusismo profesional.

Hoy en día hay muchos abogados que realmente desconocen y se preguntan para qué sirve su Colegio, ¿para qué cree usted que sirve el Colegio de Abogados?

 

Para defender lo que nos une en términos de corporativismo positivo, para crear un sentido de pertenencia a una profesión que desarrolla diariamente un compromiso con la ciudadanía, para fomentar un espíritu crítico desde la perspectiva jurídica de los problemas que son de interés general y para la lucha por los derechos fundamentales y de los más desfavorecidos. No en vano, los abogados hemos sido desde siempre un colectivo con grandes inquietudes culturales y sociales, otra cosa es que la gestión de las colegios no esté a la altura de esas legítimas expectativas y que en algunas ocasiones esta falta de eficacia suscite precisamente esta pregunta.

Si sale elegido decano, ¿se presentaría a la reelección?

Creo que cinco años deberían ser suficientes para que un determinado proyecto pueda ser desarrollado y creo muy saludable que entre gente nueva cada cierto tiempo porque el Colegio se debe construir entre todos, precisamente por esta razón, en el programa asumo el compromiso de promover un cambio estatutario para limitar el mandato a decano a un máximo de dos legislaturas.

¿Qué cambios introduciría en la gestión colegial o cuáles de los que hay le parecen idóneos y por tanto mantendrá y potenciará?

 

Quiero un Colegio mucho más participativo, para eso hemos propuesto implementar el voto telemático en todas las decisiones relevantes que afecten a la institución, la creación de un buen número de comisiones y secciones para integrar en las mismas al mayor número posible de compañeros y compañeras para que elaboren de manera democrática las propuestas que serán sometidas a la junta de gobierno. También en esta línea fomentaremos la relación del colegiado con el Colegio a través del móvil creando, por ejemplo, el app del Defensor del colegiado. Basta ver nuestra web para comprobar el gran número de medidas que proponemos en este aspecto.

 

La transparencia es otro de nuestros objetivos, así que hemos propuesto una evaluación anual de nuestra gestión para rendir cuenta de nuestros resultados, empleando para ello, un sistema de indicadores objetivo.

 

De cara a los abogados jóvenes que están colegiados ¿Por qué cree que estos deberían votar a su candidatura?

 

Si algo representa a mi candidatura es la apuesta por los jóvenes, con muchos de los cuales mantengo una fluida comunicación después de llevar más de veinte años dando clases en la Escuela de Práctica Jurídica y Máster de la Abogacía. Nos preocupa el comienzo de sus carreras, la dificultad que tienen para abrir su propio despacho, su posibilidad de acceder al mercado laboral y, sobre todo, su formación. Nuestro compromiso es que tengan las mismas oportunidades que cualquiera de los que llevamos más tiempo en la profesión y que resulten en todo momento igual de competitivos. Por eso en la Fase 1ª del programa que se puede consultar en nuestra web existen varias medidas específicamente destinadas a ellos, y que vamos a incrementar en la Fase 2ª  cuando terminemos de escuchar sus ideas.

 

Representamos el cambio y la innovación es el arma que pondremos al alcance de los jóvenes para conseguirlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here