Elecciones Ilustre Colegio de Abogados de Santiago de Compostela: Entrevistamos a José Mariano

Entrevistamos a José Mariano Sierra, candidato a decano en las elecciones del Colegio de Abogados de Santiago de Compostela

 

Entrevistamos a José Mariano Sierra, candidato a decano en las elecciones del Colegio de Abogados de Santiago de Compostela

1.- ¿Por qué se presenta a las elecciones del Colegio de Abogados de Santiago de Compostela?

Porque creo que se pueden mejorar las cosas y no me conformo con ser mero testigo del tiempo que me tocó vivir, sino que creo que en la medida en que cada cual pueda, debe intentar participar del hecho social que le rodea para hacerlo mejor. Afortunadamente encontré en los compañeros que me acompañan en la candidatura la misma inquietud, de modo que con enorme y multiplicada ilusión nos decidimos a emprender el camino que ojalá culmine en el renovado colegio profesional que ansiamos.

 

2.- ¿Qué le diferencia del resto de candidaturas?

Es curioso, porque lo primero que quizá me diferencie es, precisamente, que no se trata de mi candidatura, sino que la candidatura es de todo el equipo que la conformamos, y lo segundo y fundamental, es que la nuestra no es una candidatura contra el resto, sino a favor de todos, para lograr un Colegio del que participemos activamente todos sus colegiados, en todos sus ámbitos, desde la toma de decisiones que, de toda índole, nos afecten, hasta, por ejemplo, el diseño de los programas formativos, las actuaciones de dinamización social, reorganización y reordenación del turno de oficio, cuantas otras conforman nuestro programa y aquéllas que, precisamente, incorporen con su activa participación el resto de compañeros.

 

3.- ¿Cuál es la medida estrella de su programa?

Probablemente la reducción de la cuota colegial que propondremos, así como la sustitución del criterio objetivo de antigüedad en la colegiación para acceso al turno de oficio, por el subjetivo de participación en los cursos formativos correspondientes, de modo que el joven abogado que comience a ejercer disponga de una menor carga de gasto y, al mismo tiempo, del más inmediato acceso posible al turno de oficio, todo lo cual sin duda facilitará su acceso a la vida profesional.

 

4.- ¿Bajará las cuotas colegiales?

Esa será una de nuestras propuestas más importantes, como acabo de referir, pero que efectivamente se produzca dependerá de que lo apruebe la Junta de Gobierno de la que, de resultar ser la candidatura más votada, formaremos parte en minoría (son 4 de 9, los cargos vacantes a que concurrimos), si bien la tradicional fidelidad de la Junta al programa del Decano y el apoyo de mis compañeros de candidatura me permiten ser optimista.

 

5.- ¿Es partidario de que estar colegiado sea obligatorio?

Sin ninguna duda. Por muchas razones. Por ejemplo, sólo el Colegio puede garantizar la prestación del servicio esencial del turno de oficio y asistencia al detenido en condiciones óptimas, cual lo requiere un estado social y democrático de derecho que se precie; únicamente la organización colegial de los profesionales de la abogacía puede garantizar la mejor y necesaria defensa de sus derechos corporativos y, por si todo ello fuera poco, sólo la organización colegial garantiza la independencia de toda índole del colectivo.

 

6.- Hoy en día hay muchos abogados que realmente desconocen y se preguntan para qué sirve su Colegio, ¿para qué cree Ud. que sirve el Colegio de Abogados?

Ciertamente espero que aquél que se lo pregunte y haya leído mis anteriores respuestas, se lo pregunte ahora menos. Si la pregunta se refiere a qué concretos servicios presta el Colegio a los abogados, créame que son muchos y que, además, muchos más serán en el futuro si logramos, como pretendemos, la confianza de nuestros compañeros en las próximas elecciones: cobertura técnica integral, formación y acceso a nuevas tecnologías, networking, accesibilidad y formación continua en el turno de oficio, especialización, programas culturales, de ocio y de dinamización social, convenios empresariales y sectoriales en todos los ámbitos, para la formación, la educación y la conciliación familiar, pensando no sólo en el colegiado, sino también en sus familias, por ejemplo y entre otras muchos servicios que en nuestro programa se incluyen, además de cuantos a propuesta de nuestros compañeros, se puedan incorporar.

7.- Si sale elegido Decano, ¿se presentaría a la reelección?

Dependería de muchos factores, desde luego los personales y familiares entre ellos. Si mis circunstancias para entonces lo permiten y si, llegado el caso, continuase contando con la confianza de mis compañeros, desde luego me lo plantearía.

8.- ¿Qué cambios introduciría en la gestión colegial o cuáles de los que hay le parecen idóneos y, por tanto, mantendrá y potenciará?

Creo que la gestión colegial debería ser más participativa, simplemente, y el colegiado más protagonista. Ello fortalecería la unidad y cohesión social y, con ello, irremediablemente, seríamos más fuertes, mejoraría el Colegio y el nivel de satisfacción de los colegiados, máxime con el capital humano del que administrativamente disponemos, que desde luego mantendría y potenciaría en todos los ámbitos en beneficio de todos.

9.- De cara a los abogados jóvenes que están colegiados, ¿por qué cree que éstos deberían votar a su candidatura?

Porque creo en ellos, no en vano promoveremos la supresión de la antigüedad exigida para formar parte del turno de oficio y propondremos la rebaja de las cuotas o la parcial bonificación de las mismas durante los 3 primeros años, y porque el nuestro, en definitiva, es un programa de todos y para todos, que nos permite decir bien alto al colegiado joven recién incorporado, como al resto de colegiados, como dice nuestro programa, que “tu momento es ahora”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here