El depósito actúa como garantía cuando el deudor incumpla con su obligación

En primera instancia se entiende que sí la entidad tiene derecho a este procedimiento porque el derecho del acreedor pignoraticio permanenece porque en este caso, “el depósito actúa como garantía en caso de incumplimiento por parte del deudor”. Esta sentencia, siendo recurrida por apelación, “el crédito garantizado con la prenda no era exigible cuando se realizó la diligencia de embargo” acudiendo a su propia doctrina en la que establece que el “el tercerista debe de acreditar ser titular de un crédito vencido, líquido y exigible, además de la preferencia respecto del ejecutante” y que “la constatación de la existencia del crédito del tercerista” debe ser un requisito necesario para la declaración (o no) de preferencia.

Ante el Tribunal Supremo se recurre en casación, entendiendo que se ha cometido una infracción sobre los artículos art. 1922.2º y 1926, párrafo 1º, del Código Civil en relación al crédito con garantía de prenda. La Sala entiende que la entidad bancaria tiene preferencia al crédito de la AEAT pese que la prenda todavía no era cierto, líquido, vencido y exigible.

Puede leer el texto completo de la sentencia www.globaleconomistjurist.com Marginal: 70853409

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here