El deporte eco compatible

 

Dr. Alexander Bergér Peroni 

En los últimos años , sobre todo a partir de la década de los ‘70 , hemos asistido a una profunda y radical transformación del fenómeno deportivo. La práctica deportiva ha empezado a entrar en el día a día de miliones de personas , empezando con los runners de Nueva York hasta llegar a las clases de aeróbica que han empezado inspirar y motivar las personas al movimiento. El deporte ha recibido y recibe un gran favor de parte de los gobiernos ya que en si incluye y potencia todos aquellos valores de mutuo respecto , libertad y democracia que cada gobierno democrático persigue y fomenta. Apoyando la difusión masiva de la práctica deportiva los gobiernos persiguen fines sociales y políticas de salud publica fundamentales para una sociedad cada vez más sana y longeva. Analizando la evolución de la esperanza de vida no es casualidad que la misma haya aumentado considerablemente desde que se empezó una difusa práctica pública del deporte. Si en los últimos años el deporte ha recibido un soporte masivo y estructural es cierto que el deporte ha representado por todos los interesados una fuente inagotable de placer , satisfacción y de beneficios tanto personales como económicos. Observando los datos inherentes a la práctica deportiva es evidente como la misma haya llegado a ser un factor económico de primaria importancia. En el plazo de pocas décadas el deporte se ha transformado sin lugar a duda s centro de imputación de enormes intereses económicos , estructurándose en forma multi dimensional al generar el deporte distintos tipos de ingresos. El deporte crea un flujo económico constante , alimentado por la pasión de los practicantes y de los sponsors. Teniendo bien en cuenta eso podremos entender como el fenómeno deportivo ha recibido una atención dedicada por los agentes económicos pudiéndose afirmar que donde haya deporte hay inducción económica considerable. La nature del fenómeno nos hace entender las bases en las cuales se funda el éxito económico , la pasión de los aficionados genera billetes , abonos , la compra de gadgets hasta llegar como suele pasar hoy en día a importantes eventos benéficos donde el deporte es utilizado como un catalizador económico , capaz de captar a un público amplio y internacional con poder adquisitivo de alto standing. Por supuesto no debemos y no podemos olvidar el deporte amatorial pero no cabe dude de que el deporte profesional , debido a su peculiaridad y su natura financiera recibe la casi totalidad del interés de los aficionados.
La inversión en servicios , productos y artículos deportivos está creciendo constantemente representando un importante elemento de gasto para los individuos y las familias. En esas consideraciones cabe recordar cómo la práctica deportiva desde los años 2000 , siguiendo el ejemplo estadounidense, ha entrado a formar parte de lo cotidiano en muchas empresas. Eso quiere decir que los grupos empresariales y también las firmas legales más importantes han descubierto el potencial del deporte en clave de team spirit y de crecimiento personal y profesional. Comparando una empresa a un equipo podremos exitosamente aplicar los modelos de gestión deportiva , también los más agresivos y result oriented , a una empresa o firma legal. Los empleados podrán enfocarse en el potencial de trabajar en equipo tal y como si fuesen un club de fútbol o de baloncesto por ejemplo , cada uno así podrá desarrollar su mismo potencial y aportar al equipo sus competencias , sus talentos y sus peculiares unicidades.
En Estados Unidos se ha convertido en costumbre crear los llamados equipos de empresa , incluso pequeños campeonatos internos a las empresas donde los empleados se miden con espíritu de constructiva competición encontrando de tal forma una vía que permita reconocer talentos , sensibilidades, puntos de fuerza y aquellos a mejorar
Siempre de America aprendemos como los llamados “running empresariales” son un potente instrumento de cohesión del grupo. Un modelo adaptado frecuentemente en Alemania y en la llamada “Mitteleuropa” o sea en Austria , Alemania y Suiza
Adaptar ciertos modelos de organización deportiva dentro de la empresa garantiza beneficios a medio y largo plazo. Sustenta el espíritu de colaboración y contribución de cada uno de los empleados. De cierta manera los empresarios consideran el deporte como una especie de incentivo y no son pocas las compañías bancarias y de seguros que en los últimos diez años reconocen específicos beneficios a sus empleados que se enredan en los programas deportivos corporativos. Resulta pues indudable que nos encontramos de frente a un nuevo tipo de governance paralela , una governance que se suma a la governance principal. Governance financiera y governance deportiva se unen hasta formar un único centro de mando empresarial , un hecho más que único y estupendo considerando lo que el deporte puede hacer para cada uno de los empleados. Sagrados principios como el célebre latino “mens sana in corpóre sano” es pues encuentran en esas formar modernas y dinámicas de gestión un nuevo sistema de éxito – un sistema destinado a marcar la diferencia porque sabemos los miles de beneficios de la actividad deportiva.
Pasando la actividad deportiva bajo atenta análisis comparativa podremos denotar como en términos modernos todo el fenómeno deportivo es capaz y será capaz de influenciar a enteras generaciones. Reconocido y garantizado el poder de influencia que tiene sería de provecho evaluar atentamente cómo la actividad deportiva podría aún más contribuir a un futuro de constante progreso social , fomentando la libertad y los valores de la Carta Olímpica.
Bajo este enfoque resaltará la vinculación entre deporte y naturaleza , el uno estrechamente ligado al otro. Complementarios , dinámicos em su interacción y en su mutuo intercambio. Especiales en su aportación de emociones. La practica deportiva entonces es anclada a la naturaleza , solo cabe pensar al tremendo crecimiento que han tenido y están teniendo los deportes al aire libre. Un éxito destinado a ser constante y progresivo en el tiempo

La naturaleza eco compatible del deporte

Una caminada en la naturaleza o unos pasos dados en la playa , la cantidad de deportes que se pueden practicar , solos o en grupo , al aire libre es prácticamente ilimitada. La variedad es tan amplía y sofisticada que es casi imposible aburrirse o quedarse sin una actividad que agrade al cuerpo y al espíritu. Desde los deportes más suaves como caminar de buen paso , pasando por el trekking hasta llegar a las escaladas o más bien el
Nordic walking más intenso cada uno puede encontrar lo más proprio con arreglo a su condición , su salud y su gusto. La industria del deporte , mejor dicho de los artículos deportivos es muy patente de los trends en tema de actividad deportiva , los gustos y las elecciones de los clientes y las variaciones más significativas del mercado de interés. Existe pues una estrecha y casi íntima relación entre el deporte y la naturaleza , una vinculación casi ancestral ya que cada uno de nosotros al imaginar un deporte en la mayoría de los casos lo imagina asociado a la naturaleza. Lugares que permitan combinar la práctica deportiva con agradables paisajes que ayuden a relajar cuerpo y mente , estimulen el deportista a mejorar sus condiciones de salud de manera gradual y constante.
Podríamos sin lugar a dudas afirmar que entre el deportista y la naturaleza existe un vínculo invisible pero intenso que se remonta a los siglos pasados. El mejor estadio y la mejor pista del mundo es la naturaleza con su peculiaridad de paisajes , expresión artística de la creación. Los números en constante crecimiento de los llamados deportes de aventura acoplados al turismo tal y como enseña el último report de la EFE (1) más de 312.000 personas son activas en ese tipo de deportes y si comparamos esos datos con los del bienio 2006-2008 asistimos a un crecimiento de más del 500%. Datos que sustentan un sector económico en total expansión , que de forma dinámica interactúa con el turismo , pillar desde décadas de la economía ibérica. España ha sido pionera en asociar el deporte al Turismo y los datos EFE claramente demuestran que la intuición financiera ha ido en la dirección más adecuada. Ofreciendo paquetes dedicados y habiéndose organizado infraestructuras modernas capaces de satisfacer aunque los más altos standards deportivos se ha creado un incentivo único de atracción , de iman para todos aquellos que quieren una vacación activa. La conformación territorial ibérica favorece la práctica de una amplia variedad de deportes sobre todo en zonas con paisajes espectaculares. Adicionalmente a estos datos siempre según informa el report EFE más de 5.11 miliones de turistas han practicado algún deporte mientras que permanecían en España. Unos datos que evidencian una tendencia que se consolidando y que se ha convertido en una nueva forma de ofrecer turismo en la península ibérica. Entre los deportes más practicados por cierto máxima atención merecen los deportes acuáticos ( casi medio millón de practicantes ) y como ya decíamos los de aventura con las de 300.000 personas involucradas. El estrecho que existe entre naturaleza y actividad física nos induce a pensar que el deporte puede y debe ser un factor de propulsión , de educación al medio ambiente , un factor con el que se pueda desarrollar la eco compatibilidad del mismo. Centrándonos en los aspectos más amplios es patente a todos como la práctica deportiva en sí sea eco compatible y saludable. La relación de eco compatibilidad entre deporte y medio ambiente es el resultado de una nueva dirección de pensamiento , un nuevo concepto de valoración y cuidado del medio ambiente estadio natural de la mayoría de los deportes. España es pionera en valorar y apreciar al medio ambiente y el deporte nunca debe ser entendido como amenaza si no más bien como recurso , como instrumento , de fomento de la conciencia ecológica. Las nuevas tecnologías ayudan de forma contundente a valorar y apreciar esa nueva forma de pensar y entender el deporte. Un concepto de “green sport” entendido como forma de practicar deportes responsable y atenta al medio ambiente. La tendencia es la de valorar y proteger la naturaleza acoplando al concepto de tutela las más variadas actividades aptas para captar la atención del más amplio y vario público posible al fin de potenciar y vehicular el mensaje de tutela. En esa óptica la conciencia ecologista y el deporte se unen en una nueva visión de estadios a bajos consumos , en nuevos tejidos libres de residuos y cuya producción no requiera energías “antigua” sino más bien energía limpia quizás proveniente de fuentes renovables. Las facetas de ese fenómeno son muy varias , sería imposible que no fuese así. Estamos hablando de dos conceptos que se caracterizan , por su propia naturaleza , por uno dinamismo y una sobresaliente componente innovadora. Utilizando las mejores tecnologías actuales es verdaderamente posible prácticamente anular el impacto ambiental de cualquier tipo de deporte. Por supuesto eso requiere inversiones en la investigación científica pero los resultados prácticos demuestran que algo muy significativo está pasando , el sector deportivo una vez más es aquello que inspira y precede a los demás en su índole innovadora. Una connotación de mejora general ya que podemos tranquilamente afirmar que el mundo deportivo en y por si siempre ha aportado mejoras a los demás sectores. Tanto en sentido económico directo y indirecto , tanto en sentido social y cultural. Siendo el deporte muchas cosas en sí mismo es natural que sea así. El objetivo principal es obtener , ya teniendo en cuenta el fundamental cambio de mentalidad , unas instalaciones deportivas a impacto zero. Instalaciones futuristas que nos recuerden cómo la actividad deportiva es y siempre será una extensión de las maravillas de la naturaleza. La tecnología de la que disponemos hoy es ya suficiente para poder alcanzar ese histórico y primario objetivo , el deporte eco compatible del siglo XXI. Tomando como referencias las más modernas instalaciones que se mezclan y interactúan perfectamente con el entorno no podemos no mencionar el “Amsterdam Arena” (2) que ha sido nombrada también “Johann Cruyff Arena” en honor al más emblemático futbolista de la larga historia futbolística de la ciudadanía holandesa. El estadio es una auténtica joya y representa quizás la máxima expresión de eco compatibilidad de un estadio. A través de mirados y estructurados proyectos se ha convertido a la instalación en un referente y ejemplo a nivel mundial. Es cierto que los Países Bajos tienen desde siempre una marcada sensibilidad ambiental , podríamos decir un sentido ambiental muy profundo y no cabe duda que eso haya influenciado la conformación del estadio que nos ocupa. La instalación es en la actualidad una referencia en el campo de la bio edilicia deportiva aunque es patente que otras varias naciones están siguiendo el ejemplo de Holanda. Con esa instalación Holanda se confirma entre las naciones más innovadoras en el campo energético. La arena deportiva es estructurada de manera futurista utilizando materiales y técnicas de construcción de vanguardia siendo el estadio del FC Ajax. La elección de los materiales ha sido dictada con arreglo a las exigencias de bio compatibilidad. Una única sinergia en el sistema de almacenamiento energético debida a la colaboración con Nissan ha permitido convertir el estadio en el primero al mundo a no utilizar combustibles fósiles. En el panorama del eco deporte el ejemplo del Arena holandesa no es aislado. Nuestra atención se dirigirá por supuesto a la Allianz Arena de Niza , en Francia , que persiguiendo el ahorro energético y el menor impacto ambiental posible ha instalado más de 4000 paneles solares contribuyendo de manera contundente a transformar el Arena nizense en válido ejemplo a seguir. Pero en Niza los ingenieros han ido mucho más allá de la simple programación de una instalación de paneles , han convertido la planificación en un concurso de ideas innovadoras para sacar del proyecto el mayor provecho energético posible. Como material ha sido elegido el material más natural o sea la madera (3) y el tejado ha sido concebido de tal forma de permitir gracias a su conformación de recoger el agua de lluvia que luego puede ser utilizada para regar el campo , un concepto innovador que de una parte permite el ahorro de energía y por otra el ahorro de agua. El tema del agua es y será cada vez más actual al considerar que en los próximos 80 años empezará a escasear debido al cambio climático y al aumento del agua marina salada en contraste con el agua dulce o sea potable. Con respecto a los próximos campeonatos del mundo de fútbol en Qatar 2022 la mayor preocupación ha sido la del agua y de las extremas condiciones climáticas a las que estarían expuestos los jugadores y el público. El proyecto presentado por el estudio de arquitectos MEIS – Architects ha proyectado el “Sports City Stadium” de Doha de tal manera de mantener , gracias a la combinación de energía solar ampliamente disponible y a la refrigeración a aire una temperatura en el estadio y las instalaciones siempre inferior a los 26.6 grados centígrados (4). No cabe duda que en el futuro esa solución sinergica será la mejor y más adecuada opción para las instalaciones deportivas en climas cálidos. En épocas de cambio climático y nueva conciencia ecológica podemos afirmar que los estadios estilos 70-80 o sea poderosas estructuras en hormigón armado parece llegar a su ciclo final ya que son sistemas y conceptos hoy en día sobrepasados. Una atenta planificación energética y de impacto minimo o podríamos decir “zero impact” pero no requiere solamente eficiencia energética sino más bien una conceptualizacion del mismo fenómeno constructivo , teniendo en cuenta la naturaleza y la destinación de lo que se construye , para insertar armónicamente la instalación deportiva en su entorno urbanístico. Ese representa quizás el segundo paso hacia el camino futurista del que estuvimos hablando hace poco. En materia de responsable inserción de la instalación en el entorno urbanístico ningún ejemplo puede ser mejor del “Estadio Chivaz” de Guadalajara , estadio del mismo club de fútbol guadalajareño (5). En ese proyecto se consiguió la armónica integración de la instalación en el concepto de urbanismo ciudadano llegándose incluso a cubrir el estadio con hierba natural , una idea innovadora y por supuesto vanguardista. Tal y según esa filosofía , recopilada en sus esencias también en el estadio de Siena (6) parcialmente enterado para garantizar su mejor colocación y inserción urbanística , la instalación debe convertirse en un centro de agregación ciudadana en el que se puedan gozar tanto del deporte como de muchas actividades lúdicas , culturales y la organización de eventos. En la actualidad en Alemania también se están estudiando planes de renovación energética de los estadios. Unos ejemplos los podemos ver en la Allianz Arena de Múnich que desde siempre en parte utiliza energía solar y la tecnología de conductos tanto para calefacción como refrigeración. Berlín , Frankfurt y Hamburgo se están alineando a la bio compatibilidad de las construcciones con finalidad deportiva teniendo en cuenta sobre todo materiales de nueva generación , la utilización de la bio – masa y de la geotermia que permite explotar el calor mismo de la Tierra y representa una fuente de energía de hecho inagotable. Tejados que recogen y almacenan el agua de lluvia , paneles solares , geotermia y biomasa son solamente algunas de las tecnologías en fase de implementación en las instalaciones alemanas (6). Estábamos preparándonos para el campeonato del mundo de fútbol 2010 en Sur Africa cuando quizás por primera vez hemos empezado a hablar seriamente de estadios “verdes” (7) o sea respetuosos del medio ambiente. Las instalaciones sudafricanas fueron concebidas para minimizar las emisiones de gases Co2 a la atmósfera y desde aquel entonces muchos son los ejemplos como estamos aprendiendo. La misma FIFA apostó con coraje y determinación por estadios “verdes” o sea eco friendly para el campeonato del mundo de 2014 en Brasil (8). El objetivo era y es la de dejar un legado de conciencia y tutela ambiental a las futuras generaciones para que el deporte no impacte negativamente sobre el medio ambiente sino todo lo contrario sea un eficaz medio de protección y de sensibilización al fenómeno del cambio climático. Permaneciendo en el ámbito de armónica inserción y coexistencia con el entorno quizás el proyecto más notable y rotundo es el del estadio de los “Forest Green Rovers” un equipo de la National League inglesa que ha decidido construir su nuevo estadio totalmente de madera reciclada tal y que una vez terminado la instalación o arena será la primera construida totalmente en madera del mundo. Actualmente están siendo construidos-reformados 4 nuevos súper eco estadios , 3 de los cuales en continente americano y 1 en el continente asiático. Se trata precisamente del “Lincoln Financial Field” en Philadelphia , del “Mane Garrincha Stadium” en Brazil , del “MetLIfe Stadium” en Nueva York y del “Kaohsiung Stadium” situado en Taiwán. Esas 4 joyas serán los nuevos modelos de referencia mundial debido a sus peculiaridades arquitectónicas , su utilización de las energías y su efecto de propulsión y vehiculacion de los mensajes éticos. De esas consideraciones podemos entender cómo la innovación no es limitada a un solo deporte sino que más bien es un fenómeno que interesa al conjunto de la familia de los deportes. En Estados Unidos la misma NFL ha evidenciado la importancia de la conversión ecológica de los estadios habiendo sido el “Levi Stadium” de San Francisco uno de los primeros a haber sido readaptado llegando a ser el primer estadio de la NFL a tener un techo animado por plantas y flores (9). Más de 10 equipos sobre 32 de la NFL están implementando políticas verdes miradas a una contención de las emisiones y dirigidas también a los aficionados obteniendo así también un efecto de sensibilización seguramente considerable. Llegando otra vez al campo de los campeonatos mundiales no podemos no mencionar los apenas celebrados en Rusia. En esa ocasión la planificación ha sabido conjugar estadios de nueva construcción con aquellos , como el Luzhniki de Moscú , construidos en los mediados de los años 50. El estadio ha sido pues objeto de una inmensa renovación lo que ha permitido convertirlo en un edificio a alta eficiencia energética y que el mismo obtenga la certificación BREEAM (10) dedicada a los edificios de alta eficiencia energética.

El cuadro que se nos presenta demuestra clara y rotundamente que el deporte y sobre todo los pillares de la construcción deportiva han entendido perfectamente que el futuro del deporte mismo reside en su eco compatibilidad , lo hemos visto claramente en los modernos estadios repartidos entre Europa y America y unos ejemplos están surgiendo en Oriente Medio y Asía. El nuevo rumbo y la nueva concepcion de las infraestructuras deportivas pasa y pasará siempre por su mínimo grado de impacto ambiental , su ahorro energético y su modelo inspirador tanto para los aficionados como para otros sectores económicos. Un sector cada vez más interesado por el cambio climático son los campos de golf. Es claro y evidente que sobre todo en climas cálidos y secos un campo de golf es un reto considerable a superar. La mayoría de los campos de 18 y 27 hojas , aún más los que formen parte de circuitos ágonisticos nacionales y internacionales , recurren a instrumentos de precisión para el ahorro del agua tal y como regar con el sistema israelí que permite salvar por así decir más del 55% del agua utilizada. Los estanques contienen algas depurantes naturales y en vez de utilizar pesticidas muchos campos recurren a técnicas inspiradas en el modelo biológico orgánico. Las arenas del tenis mundial se han alineado a la tendencia ecologista y además de innovar las instalaciones también están modernizando las pelotas de tennis transformándolas en ecológicas tal y como demuestra un proyecto de la Royal Park Foundation (11). Como ya hemos visto la revolución tecnológica no solo abarca a las instalaciones sino también a los propios instrumentos del deporte , desde los tejidos hasta llegar a las pelotas todo es invertido para modernizar y eco compatibilizar esos elementos deportivos. En Estados Unidos tanto la NFL como la MLB han entendido la importancia de lanzar proyectos futuristas aptos de una parte a minimizar el coste medio ambiental del deporte y de otra parte sensibilizar al tema de la ecología deportiva la mayor cantidad posible de aficionados. Importantes inversiones han sido generadas por ejemplo en el campo del baseball americano donde la liga mayor , la Major League Baseball ha lanzado un pionero proyecto en colaboración con el “National Resources Defence Council” (12). Se trata de un proyecto único a la vez que potencialmente extraordinario por el alcance de resultados que podrá obtener. Asistimos a una sinergia entre una liga deportiva y una comisión de defensa ambiental , algo verdaderamente especial destinado a cambiar la percepción ambiental en Estados Unidos. El acuerdo siglado entre la NRDC y la MLB prevé que la NRDC envíe a cada uno de los equipos que forman parte de la MLB un adviser , digamos un consejero especializado en materia ecológica y ambiental para que se dedique a asesorar al equipo en temas ambientales. Como resultado cada equipo adoptará una llamada “environmental policy” destinada a regular los aspectos medio ambientales de la vida deportiva. Además de eso los hombres de NRDC asesorarán a los clubes en materia de energías renovables , sus ventajas en términos económicos y financieros , implementarán la utilización de papel reciclado abatiendo el consumo de papel ( y es considerable ) de los clubs. Las tareas son multi disciplinares enfocándose en el conjunto del club , desde el jugador hasta el directivo para llegar a promover conciencia y cambio en todos los sectores. En el proyecto se llega hasta fundar llamadas “comisiones ecológicas” dentro cada uno de los clubs animando a la participación con ideas , iniciativas , proyectos. Esperamos que el “Team greening program” de la MLB tendrá el éxito y el alcance que merece , al ser una iniciativa noble , histórica y de gran potencial. De igual alcance sólo podríamos mencionar al acuerdo entre la liga americana de baloncesto NBA y la misma NCRD votada a la drástica reducción de la emisión de Co2 de parte de la NBA. Un proyecto que se basa en sólidos pillares tales y como energia solar , utilizo de papel reciclado , campañas dedicadas a precisos fines ambientales como la del 12 febrero 2014 donde la NBA promocionaba el reciclo de aparatos electrónicos por ejemplo. Eso comportó también que el estadio más moderno de la NBA , el NY Brooklyn Barclays Center obteniese el título Silver Leeds por méritos ambientales. Hoy en día todos los 30 clubs de NBA participan en iniciativas ambientales de largo alcance todas estudiadas para tener máximo alcance y extensión social. Todos los años los clubs de NBA conjuntamente y gracias a las green initiatives puestas en marcha ahorran más de 11 miliones de toneladas de Co2. Un resultado absolutamente positivo. El tercer y último gran deporte americano , el Hockey , también está haciendo su labor excelentemente. Fundada en 2010 (12) la llamada iniciativa “NHL Green” ( registrada como marca comercial de la NHL ) es destinada a promover proyectos de conciencia ecológica en el ámbito del Hockey. Una labor que de desarrolla constantemente potenciada aún más en marzo 2018 con un entero mes dedicado a iniciativas y proyectos de orientación green que ayuden y favorezcan el mantenimiento del medio ambiente. Aquel medio ambiente , como se lee en los comunicados oficiales , que permitió el nacimiento del deporte mismo hace más de 100 años. Trabajando estrechamente con la Bonneville Foundation la NHL ha sido capaz de salvaguardar más de 70 miliones de gallones de agua en los últimos años. Desde el 2010 los clubes de NHL van incluso más allá del solo medio ambiente ya que organizan recolectas de alimentos para destinarlos a organizaciones de apoyo a la población más pobre. Otras loables iniciativas incluyen la donación de los equipos de los materiales anticuados a organizaciones no profit ; plantar árboles en distintos puntos de norte America para rebosquear las zonas necesitadas o más bien la utilización de los productos de las líneas Star Energy de bajo consumo eléctrico. Un conjunto que nos parece muy completo , dedicado tanto a lo social como a lo ambiental y que podría sin duda ser un modelo de referencia para otros campeonatos y ligas de ese mundo.

Conclusiones

En el Libro Blanco del Deporte (13) la Comisión Europea resalta el valor social y de promoción cultural del deporte creando un verdadero “derecho al deporte” de los ciudadanos europeos. Un concepto noble y áulico porque en sí considerado si que hay un derecho a practicar deportes. Los estados tienen el deber de fomentar las prácticas deportivas con iniciativas dedicadas. El alto valor social del deporte es un hecho acertado y concreto. A través de un virtual viaje adentro de las más modernas y “verdes” instalaciones deportivas hemos podido apreciar la nueva conciencia ambiental que se ha desarrollado y afirmado a nivel mundial. Una nueva esperanza para el planeta unida en sinergia a la enorme fuerza del deporte que todo lo puede mover gracias a su alcance mediático. Iniciativas de largo alcance que suponen grandes inversiones. Es por cierto recomendable que los clubs Europeos siguiendo los principios ya expresados en tema ambiental por la FIFA sigan ese ejemplo y que se llegue a una completa renovación de todos los estadios y de todas las instalaciones europeas. Así del deporte será una vez más vehículo de valores y libertad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here