Lesiones ámbito familiar: Se omite pronunciarse sobre el delito de injurias por el que de formuló acusación

El condenado articula el recurso en torno a tres alegaciones, la primera “Incongruencia omisiva”, debido a la omisión de la motivación requerida por los artículos 120.3 de la CE , 142 de la LECRIM, 248.3 de la LOPJ por falta de pronunciamiento sobre la acusación formulada y la condena solicitada por esta parte referente al delito de injurias del art 208 del CP en relación con el art 173 CP . Solicitando la nulidad de pleno derecho de la sentencia por prescindir total y absolutamente de las normas de procedimiento, vulnerando el principio del derecho a la tutela judicial efectiva (art 24 CE)”.

La jurisprudencia (SSTS. 23.3.96 , 18.12.96 , 29.9.99 , 14.2.2000 , 27.11.2000 , 22.3.2001 , 27.6.2003 , 12.5.2004 , 22.2.2006 , 11.12.2006 ), viene exigiendo las siguientes condiciones para que pueda apreciarse el motivo:

1) La omisión padecida venga referida a temas de carácter jurídico suscitadas por las partes oportunamente en sus escritos de conclusiones definitivas y no a meras cuestiones fácticas, extremos de hecho o simples argumentos.

2) La resolución dictada haya dejado de pronunciarse sobre concretos problemas de Derecho debatidos legal y oportunamente, lo que a su vez, debe matizarse en un doble sentido:

  • La omisión se refiera a pedimentos, peticiones o pretensiones jurídicas y no a cada una de las distintas alegaciones individuales o razonamientos concretos en que aquellas se sustenten, porque sobre cada uno de éstos no se exige una contestación judicial explícita y pormenorizada, siendo suficiente una respuesta global genérica (STC. 15.4.96).
  • Dicha vulneración no es apreciable cuando el silencio judicial puede razonablemente interpretarse como desestimación implícita o tácita constitucionalmente admitida ( SSTC. 169/94 (EDJ 1994/5131 ), 91/95 (EDJ 1995/2616 ), 143/95 ) (EDJ 1995/5503), lo que sucede cuando la resolución dictada en la instancia sea incompatible con la cuestión propuesta por la parte, es decir, cuando del conjunto de los razonamientos contenidos en la resolución judicial puede razonablemente deducirse no sólo que el órgano judicial ha valorado la pretensión deducida, sino además los motivos fundamentadores de la respuesta tácita ( STC. 263/93 (EDJ 1993/7403); TS. 96 y 1.7.97).
  • Aún, existiendo el vicio, éste no pueda ser subsanado por la casación a través de otros planteamientos de fondo aducidos en el recurso ( SSTS. 24.11.2000 , 18.2.2004)”.

De acuerdo con la doctrina que se acaba de trascribir procede declarar la nulidad parcial de la Sentencia recurrida, en cuanto efectivamente omite pronunciarse sobre el delito de injurias por el que de formuló acusación, careciendo de toda motivación en relación con esta pretensión debidamente deducida por la recurrente en el escrito de acusación y en el plenario, a la que no se alude en los hechos, ni en los fundamentos de derecho, ni en el Fallo, no siendo posible su subsanación en esta alzada; lo que vulnera el derecho de la parte, integrado en el de tutela judicial efectiva, a obtener una respuesta motivada y fundada en derecho, sobre la cuestión formalmente planteada.

Puede leer el texto completo de la sentencia en www.casosreales.com Marginal: 70400095

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here