Las cuentas remuneradas se convierten en la alternativa real a los depósitos

Los depósitos bancarios han sido, por tradición, el instrumento de ahorro de los clientes más conservadores que buscan rentabilidad sin riesgo.

Con la caída de los intereses de estos productos, las inversiones se han ido desplazando hacia otras fuentes de remuneración, que si bien no garantizan la misma seguridad que los plazos fijos, sí prometen unas rentabilidades mucho más atractivas.

No obstante, uno de los productos que muchas veces pasa desapercibido, pero que tiene unas características similares a los depósitos en cuanto a la seguridad, son las cuentas remuneradas. De hecho, un reciente estudio del comparador financiero HelpMyCash.com asegura que la rentabilidad que actualmente podemos encontrar en las cuentas remuneradas es superior a la que nos ofrecen los depósitos bancarios.

Las cuentas son un 30 % más rentables que los depósitos

Según los datos del comparador, el interés medio de los diez depósitos a plazo fijo más rentables del mes de julio de 2017 es del 1,34 % TAE, mientras que en las cuentas remuneradas alcanza el 1,76 % TAE, es decir, son un 30 % más rentables. Para realizar los cálculos se han extraído los diez mejores depósitos y cuentas remuneradas que aparecen en los rankings que HelpMyCash.com elabora cada mes.

Como demuestra el estudio, las cuentas remuneradas son más atractivas, pues destacan productos con rentabilidades muy por encima de lo que ofrecen los depósitos, desde la Cuenta Nómina de Bankinter (al 5 % TAE) hasta la Cuenta 1|2|3 de Banco Santander (al 3 % TAE).

En cambio, los depósitos más rentables que podemos encontrar en el ranking son el de Banca Farmafactoring a cinco años, con una rentabilidad del 1,66 % TAE, o el Depósito a cinco años de Atlântico Europa al 1,64 % TAE, una entidad portuguesa cuyos depósitos se pueden contratar desde la plataforma Raisin.

¿Son las cuentas una verdadera alternativa de rentabilidad?

Lo cierto es que, si estamos interesados en conseguir rentabilidad sin riesgo, las cuentas remuneradas pueden ser un buen instrumento. Además, no es necesario utilizarlas como alternativa a los depósitos, ya que podemos combinar ambos productos para conseguir una remuneración más elevada. Además, también cuentan con la seguridad del Fondo de Garantía de Depósitos, que cubre hasta 100.000 euros por entidad y titular.

No obstante, no debemos obviar un dato importante. La mayoría de estas cuentas con “superrentabilidad” exigen a cambio una vinculación con el banco, es decir, deberemos domiciliar la nómina, recibos y, en la mayoría de casos, contratar una tarjeta asociada para acceder a los intereses. En caso de optar por una de estas cuentas, debemos valorar previamente si cumplimos con los requisitos exigidos y preguntarnos si realmente nos compensa vincularnos con el banco a cambio de rentabilidad.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here