Condenado por abandono de familia tras el impago de las pensiones pactadas

Hasta el mes de agosto de 2014, el acusado, consciente y deliberadamente, no abonó la cantidad de 100€ si bien, había pactado que a cambio de no abonar dicha cantidad, el acusado se encargaba de pagar el comedor escolar de las dos hijas comunes.

Desde septiembre de 2014, cada progenitor se encarga de pagar el comedor de una de las hijas comunes. Desde esa fecha y hasta el día de celebración del juicio oral, el acusado siguió, consciente y deliberadamente, sin ingresar la cantidad de 100€, no constando desde septiembre de 2014 pacto alguno para compensarla con algún otro gasto.

Por todo ello se condena al acusado como autor criminalmente responsable de un delito de abandono de familia, previsto y penado en el artículo 227 del Código Penal, ya definido, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de MULTA de SEIS MESES, con una cuota diaria de 8€, así como al abono de las costas procesales, incluidas la mitad de las costas de la acusación particular.

Asimismo, la Audiencia Provincial de Guadalajara, de acuerdo con lo expuesto, en el presente caso, concurre igualmente el segundo de los elementos exigidos por el tipo imputado y como señala la SAP de Toledo de 29.3.2012: Una vez probada la falta de pago y la imputación del hecho a una persona, recae sobre el acusado la prueba sobre las causas de exclusión de la antijuridicidad o de la culpabilidad, y ninguna causa se ha acreditado en este sentido. Pese a que se alega en el recurso que existió un pacto o acuerdo entre los progenitores, para que aquel se hiciera cargo del pago del 50% del importe de los libros y el material escolar que correspondía abonar a la madre, compensándolo con el importe de la pensión, no existe prueba alguna de este acuerdo y buena prueba de que ello no fue así, es el presente procedimiento penal incoado en 2013, en el que la madre denuncia el impago y reclama el abono de aquellas pensiones mensuales de 100 €.

Por lo tanto, lo que resulta patente es el incumplimiento de la obligación principal de abonar la pensión establecida en la forma establecida en sentencia, esto es mediante el ingreso de la cantidad fijada en la cuenta corriente de su ex mujer, por lo que no cabe calificar de vulneración del derecho a la presunción de inocencia la falta de prueba de una versión exculpatoria ofrecida por el acusado en la forma que se ha señalado. Es claro el pronunciamiento de la resolución que resolvía el recurso de apelación frente a la sentencia dictada en el divorcio contencioso 1202/2007 en el sentido de establecer no el abono de la mitad de los gastos de guardería sino una cantidad fija concreta para hacer frente a los gastos escolares.

Puede leer el texto completo de la sentencia en www.casosreales.es Marginal: 70400083

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here