El Colegio de Abogados promueve el debate jurídico sobre la prisión permanente revisable

Con gran expectación arrancó el ciclo de debates organizado por el Colegio de Abogados de Madrid para analizar desde una perspectiva jurídica la figura de la prisión permanente revisable. En un repleto Salón de Actos, David Cubero, Magistrado de la Sección 16ª de la Audiencia Provincial de Madrid, y Juan Carlos Quer, padre de Diana Quer, participaron anoche en la sesión moderada por Raúl Ochoa, diputado responsable de formación del ICAM.

 

 

Mientras el magistrado Cubero se encargó de aportar una completa y comparada perspectiva técnica de la cuestión, Quer vino a reflejar el sentir de la sociedad como “ciudadano anónimo al que legitiman más de tres millones de personas que quieren proteger a sus hijos”. Así, se refirió a los diversos apoyos que ha recibido, destacando el de los jóvenes, “los más vulnerables”, cuya adhesión “justifica que se busque el amparo de los legisladores para no derogar la prisión permanente revisable”. Al fin y al cabo, afirmó, “proteger a nuestros jóvenes debería ser la máxima prioridad del Estado”.

 

El padre de Diana Quer recordó que su reivindicación está “al margen de cualquier ideología política”, es una cuestión de sentido común que no implica deseos de venganza y revancha en absoluto. La virtualidad que tiene la prisión permanente revisable es “su elemento desincentivador”, afirmó, que a la par que ofrece todas las garantías para el penado da la capacidad para objetivizar si el criminal está reinsertado, evitando así “que haya más cadáveres sobre la mesa”.

 

Por su parte, David Cubero quiso dejar claro que la prisión permanente revisable nada tiene que ver con la cadena perpetua. El magistrado expresó su asombro ante la “agresividad verbal” que genera una cuestión con tantas implicaciones, recordando la necesidad de debatir “desde la óptica de la serenidad y siempre pensando en qué es mejor y más eficaz para la sociedad”.

 

Si bien la reinserción es el principio inspirador del Derecho Penal, Cubero señaló que esta idea no es incompatible con la existencia de condenas privativas de libertad sin límite temporal, pues la revisión está orientada a la verificación de una efectiva reinserción. El magistrado también explicó que casi todos los países de nuestro entorno económico y sociocultural contemplan una figura análoga a la prisión permanente revisable, recordando que el propio Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en diversas resoluciones, ya ha manifestado que no es contraria a los tratados internacionales, siempre que se reserve a delitos especialmente graves, se imponga de manera justificada y motivada y exista un sistema real de posibilidad de revisión que pueda llevarse a cabo de forma reglada.

 

Próxima jornada, el 16 de abril

Ante un tema que suscita tantas dudas, y sobre el que aún debe pronunciarse el Tribunal Constitucional, el Colegio de Abogados ha impulsado un foro de debate para abordar las distintas controversias jurídicas que plantea. Como señaló Raúl Ochoa antes de concluir la sesión, “más allá de sesudos argumentos jurídicos y opiniones políticas, es deber común de todos exigir a los poderes públicos, al legislativo, ejecutivo y judicial, que garanticen unos márgenes de seguridad, libertad y absoluta protección”.

 

El ciclo de debates continuará el próximo 16 de abril con una segunda jornada en la que intervendrán Ignacio González Vega, portavoz de Jueces y Juezas para la Democracia, y Carlos García-Berro, vocal de la Unión Progresista de Fiscales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here