El Colegio de Abogados y Caja Rural renuevan su convenio de colaboración con condiciones preferentes para el colectivo

El decano del Colegio de Abogados de Granada, Eduardo Torres, y el presidente de Caja Rural, Antonio León, han suscrito la renovación del convenio de colaboración que mantienen ambas instituciones desde el año 2014 y que permite a los colegiados granadinos beneficiarse de condiciones ventajosas.

“Estamos muy satisfechos de seguir colaborando con la entidad bancaria, que es nuestra Caja madre, y queremos agradecer la ayuda extra de Caja Rural a través de patrocinios y donaciones al colectivo de la abogacía granadina”, declaró Torres durante la rúbrica, en la que también ha estado acompañado por el secretario del Colegio de Abogados, Antonio Mir, y el director financiero de la caja, Angel Schmolling.

En este sentido, el convenio contempla la financiación por parte de la entidad financiera de actividades formativas del Colegio, con una aportación de 6.000 euros, manteniéndose como el patrocinador principal de la institución colegial.

Por su parte, León también agradeció la confianza del Colegio en Caja Rural, la principal entidad financiera de la corporación profesional, y destacó el interés de la entidad por impulsar el tejido empresarial de la provincia. “Nuestra forma de hacerlo es atendiendo las necesidades específicas de las empresas y de los colectivos profesionales. Con el Colegio de Abogados venimos manteniendo una estrecha relación desde hace años,  que hoy ratificamos con la renovación de un convenio que nació con el propósito de dar respuesta a las necesidades de estos profesionales ofreciendo importantes ventajas financieras y servicios a todo el colectivo”, aseguró León. “Además queremos que tenga vida y seamos capaces de adaptarlo a cualquier cambio que pueda surgir”, añadió.

Entre los productos y servicios preferentes que supone esta colaboración entre Colegio y Caja Rural destacan la gestión gratuita de domiciliaciones y de recibos girados por banca electrónica, tarjetas, transferencias y banca electrónica sin coste, cuentas corrientes exentas de gastos de administración y mantenimiento, anticipos de nómina o de liquidación del Turno de Oficio en condiciones ventajosas y préstamos para financiar la colegiación o formación de los letrados.

Para aquellos abogados con despacho propio, el convenio también incluye préstamos para la instalación de un bufete y equipamiento o modernización del mismo, leasing mobiliario y crédito para la gestión del despacho, con garantía personal o hipotecaria, entre otras ventajas. Asimismo, para la financiación del corto plazo, la entidad facilita una póliza de crédito en condiciones muy competitivas.

Ofrece además una serie de productos de ahorro adaptados a las necesidades del Colegio, sus miembros y trabajadores, así como opciones de financiación en condiciones preferentes para la adquisición de vivienda habitual o segunda residencia, el servicio de Banca Privada y Personal, exclusivo para la gestión de patrimonios prestando un asesoramiento económico financiero y fiscal permanente a este colectivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here