Reciente Caso Real de “Divorcio contencioso con hija mayor de edad. Atribución del uso de la vivienda común” resuelto con apelación

  • Derecho Civil / Familia / Matrimonio / Divorcio
  • Número del caso9809  www.globaleconomistjurist.com
  • Tipo de casoCaso Judicial
  • Voces: DIVORCIO CONTENCIOSO, El procedimiento para la liquidación del régimen económico matrimonial, PENSIÓN COMPENSATORIA, PENSIÓN DE ALIMENTOS, SOCIEDAD DE GANANCIALES
  • Fecha de resolución15-10-2018
Documentos jurídicos.
Visualización de documentos:

 

El caso

 

Supuesto de hecho.

Santander, 29-09-1990

Demandante y demandado contrajeron matrimonio canónico el día 29 de septiembre de 1990. De dicha unión conyugal ha nacido y vive una hija, nacida el día 19 de marzo de 1997, El régimen económico matrimonial es el de gananciales por haber contraído matrimonio en régimen común y no haber otorgado capitulaciones matrimoniales que lo modifiquen. Tras casi veinticinco años de feliz convivencia, la relación entre los esposos desembocó paulatinamente en una difícil situación que en la actualidad hace que el divorcio sea la única opción.

Objetivo. Cuestión planteada.

Se dicte SENTENCIA declarando la disolución por divorcio del matrimonio formado por demandante y demandado, con los efectos legales inherentes a ese pronunciamiento así como la adopción de las medidas relacionadas con la hija común, como la solicitud de una pensión de alimentos a su favor y del sufragio de sus gastos extraordinarios, así como el pronunciamiento sobre el uso de la vivienda común.

La estrategia. Solución propuesta.

La parte demandante sostiene que la crisis del matrimonio vino motivada por el total desentendimiento del demandado de todas sus obligaciones económicas corriendo esta parte con sus exiguos ingresos con los gastos de la familia y la hija común, y en la actualidad, continúa haciendo con la prestación de desempleo que percibe, satisfaciendo incluso el teléfono móvil del demandado. Asimismo, alega que desde hace varios meses y de manera pública y notoria, el demandado mantiene una relación estable de pareja, siendo habitual que pernocte fuera del domicilio familiar y no acuda al mismo durante periodos de tiempo que cada vez son más largos, llegando a estar hasta la fecha durante un mes seguido sin aparecer por su vivienda.

Manifesta que ella, junto con su hija, son la parte mas vulnerable y necesitada de protección, sbre todo, por los mínimos ingresos económicos de que dispone.

 

El procedimiento judicial

 

  • Orden Jurisdiccional: Civil
  • Juzgado de inicio del procedimiento: Juzgado Primera Instancia de Santander
  • Tipo de procedimiento: Procedimiento Ordinario
  • Fecha de inicio del procedimiento: 26-07-2017
Partes

 

Parte Demandante

  • Dña. Maria

Parte Demandada

  • D. Juan

 

Peticiones realizadas por

 

Parte demandante

  • En atención a la hija común , que se encuentra estudiando y es económicamente dependiente de sus padres, en concepto de pensión alimenticia para su hija, don , mensualmente dentro de los cinco primeros días de cada mes ingresará en la cuenta que a tal efecto designe la esposa la cantidad de 350€. Los gastos extraordinarios de la hija serán satisfechos al 50 por ciento entre ambos progenitores, teniendo en cuenta que tendrán esta consideración, entre otros, aquellos gastos médicos o quirúrgicos que no estén cubiertos por la Seguridad Social, en especial los gastos de dentista, ortodoncia y ópticos y oftalmológicos. También los de carácter educativo tales como libros, material escolar, clases particulares y matrículas de los estudios superiores que realice.
  • El uso del que fuera el domicilio conyugal se atribuye a la hija del matrimonio y a doña al ostentar la misma el interés más necesitado de protección, no tener otro sitio a donde ir ni disponer de ingresos suficientes para procurarse otra vivienda para sí y su hija y debido al hecho de no residir el demandado, como se ha dicho, desde hace varios meses en el mismo y ser sus ingresos superiores. Subsidiariamente, se interesa se acuerde mantener la situación de hecho fijada por los cónyuges en su separación, esto es, que la planta de arriba del domicilio familiar se atribuya a la demandante y la hija común del matrimonio y la planta de abajo al demandado.
  • Estando regido el matrimonio por el régimen legal de gananciales, procede se acuerde en SENTENCIA su disolución con efectos desde diciembre de 2014 momento en el que ambos cónyuges comenzaron a hacer vidas separadas e independientes
  • La demandante no solicita pensión compensatoria

Parte demandada 

  • Siendo la hija mayor de edad, no es necesario prever ninguna medida, así bien dado que aún no es independiente económicamente, pues se encuentra estudiando, e independientemente de que continúe en el domicilio familiar y sea sostenida por su padre, procede establecer una pensión de alimentos de 100,00€ mensuales, con cargo a cada uno de los progenitores. No procede el establecimiento de distribución de gastos extraordinarios al ser mayor de edad
  • La vivienda pertenece al demandado por donación de sus padres. La vivienda familiar es privativa de mi mandante y dado que la hija es mayor de edad, no procede la atribución a la Sra. al no ser el interés más necesitado de protección. La hija, puede continuar residiendo con su padre, si así lo desea.
  • No procede pensión compensatoria

 

Argumentos

 

Tras casi veinticinco años de feliz convivencia, la relación entre los esposos desembocó paulatinamente en una difícil situación que en la actualidad, ante la total y evidente ruptura de la relación afectiva y la consiguiente desaparición de la affectio maritalis entre los cónyuges, hace que el divorcio sea insoslayable, habiendo transcurrido el plazo legalmente previsto, se dan todos los requisitos establecidos en el Código Civil para la declaración de divorcio interesada por La demandante.

Así, en diciembre de 2014 ambos cónyuges comenzaron a hacer vidas separadas, residiendo desde entonces la demandante con la hija común en la planta primera del que fuera domicilio familiar y el demandado en la planta baja. Si bien, desde hace varios meses y de manera pública y notoria, el demandado mantiene una relación estable de pareja con otra persona siendo habitual que pernocte fuera del domicilio familiar y no acuda al mismo durante periodos de tiempo que cada vez son más largos, llegando a estar hasta la fecha durante un mes seguido sin aparecer por su vivienda.

Entre otras causas, la crisis del matrimonio vino motivada por el total desentendimiento del demandado de todas sus obligaciones económicas pechando mi mandante con sus exiguos ingresos con los gastos de la familia y la hija común, y en la actualidad, continúa haciendo con la prestación de desempleo que percibe, satisfaciendo incluso el teléfono móvil del demandado

 

Normas y artículos relacionados

 

 

Documental aportada

 

La parte demandante en su demanda aportó los siguientes documentos:

DOC 1: Certificación Literal de Matrimonio

DOC 2: Certificado Literal de Nacimiento

DOC 3: Factura de teléfono e internet que es satisfecha por la parte demandante

DOC 4: Resolución de la prestación por desempleo de la demandante

DOC 5: Matrícula de estudios de la hija común

 

La parte demandada en su contestación aportó los siguientes documentos:

DOC 1 y 2: Facturas de los suministros de la vivienda que atiende el demandado

DOC 3 y 4: Certificado negativo de la agencia tributaria y vida laboral

DOC 5: Escritura de la vivienda común

 

Prueba

 

  • A efectos probatorios, se designan los archivos públicos y privados del Estado, Comunidad Autónoma y Ayuntamiento que tengan relación con el presente procedimiento.
  • Se solicita prueba documental de todo lo aportado

 

Resolución Judicial

 

Fecha de la resolución judicial: 06-04-2018

Fallo o parte dispositiva de la resolución judicial:
El Juzgado de Primera Instancia de Santander declara disuelto por divorcio el matrimonio formado por demandante y demandado, con adopción de las siguientes medidas:

  1. El padre deberá abonar a la madre, como pensión de alimentos a favor de la hija, en la cuenta que aquella designe, por mensualidades anticipadas y dentro de los cinco primeros días de cada mes, la cantidad de 150€, cantidad que se actualizará el primer mes de cada año de conformidad con el IPC que publique el INE
  2. Los gastos extraordinarios de la hija deberán ser satisfechos por mitad entre los progenitores. En todo caso, los gastos extraordinarios que no tengan carácter urgente deberán ser consentidos por ambos progenitores. Notificada fehacientemente al otro progenitor la decisión que uno de ellos pretenda adoptar en relación con un gasto extraordinario de la hija, así como el importe del mismo junto con los documentos correspondientes, recabando su consentimiento a la decisión proyectada, se entenderá tácitamente prestado el mismo, si, en el plazo de diez días naturales siguientes, aquel no lo deniega expresamente. En el supuesto que lo deniegue expresamente, será precisa la previa autorización judicial para poder ejecutar la decisión objeto de discrepancia. Solo los gastos extraordinarios de carácter urgente y necesario, se podrán realizar sin previo consentimiento del otro progenitor o autorización judicial.Todo ello sin hacer especial imposición de las costas procesales
  3. No se accedió a la atribución del uso de la vivienda familiar a favor de la esposa por no considerar que su interés sea el más necesitado de protección

 

Segunda instancia

 

Tipo de recurso: Recurso de apelación
Recurrente: La parte demandante
Fecha del recurso: 10-05-2018 
Tribunal: Audiencia Provincial Santander

 

Prueba

 

Se realiza prueba documental

 

Documentación

 

La parte recurrente acompaña los siguientes documento al recurso:

DOC 1 a 5: Informes médicos y justificantes de las intervenciones a las que se ha de someter la hija comúm

 

Resolución judicial del recurso

 

Fecha de la resolución judicial: 15-10-2018

Fallo o parte dispositiva de la resolución judicial:
Se revoca la Sentencia de instancia en lo que sea contradictoria con lo que se dispone a continuación.

  • Se fija un régimen de atribución del uso de la vivienda familiar a los litigantes por anualidades alternas hasta que no se produzca la adjudicación de la propiedad de la misma en la disolución y división de la cosa común o la disolución de la sociedad de gananciales en que pueda quedar integrada, atribuyéndose la primera anualidad a la madre a contar desde la fecha de esta sentencia y la segunda al padre, y así sucesivamente.
  • Se confirma el resto de los pronunciamientos del fallo de la sentencia de instancia.
  • No se imponen las costas procesales de esta segunda instancia.

Fallo o parte dispositiva de la resolución judicial:
Considera de importancia la STS de 3 de abril de 2014 que el art. 96.1 del CC establece que en defecto de acuerdo, el uso de la vivienda familiar corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden. Pero esta regla, fundada en el interés del menor, que requiere alimentos que deben prestarse por el titular de la patria potestad (y entre los alimentos se encuentra la habitación) cesa cuando el hijo alcanza la mayoría de edad, pues en tal caso la jurisprudencia hace una distinción entre los dos párrafos del art. 96 CC en relación a la atribución de la vivienda y atribuye a los cónyuges con hijos mayores un tratamiento similar a los cónyuges sin hijos, afirmando que no se aprecia el motivo cierto por el que el interés de la recurrente ( ni siquiera consta que ninguno de los dos sea titular de otra vivienda apta para satisfacer su necesidad), en atención a las circunstancias concurrentes, debe ser de mayor protección que el del recurrido, por lo que no se aprecia una razón jurídica que lleve sortear lo que excepcionalmente permite un trato desigual.

No podemos admitir en esta sede que la vivienda no sea ganancial y sí exclusivamente privativa del esposo –lo que podrá considerarse, no obstante, en la liquidación del régimen-, razón por la cual se estima ponderado que se estime en parte el recurso para permitir que el uso se atribuya a ambos mediante su utilización alterna anual hasta que se produzca la definitiva adjudicación del bien en la liquidación del régimen de gananciales.

 

Jurisprudencia (Enlaces)

 

 

Formularios jurídicos relacionados con este caso

 

 

 

Libros

 

Artículos jurídicos

 

Otros “Casos Reales” de Global Economist & Jurist que está relacionados

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here