Acusado un policía nacional por delito de falsedad documental, denuncia falsa, detención ilegal y extorsión.

La sentencia de 15 de febrero de 2016 de la Sección II de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca declara al autor de un delito de falsedad documental, de un delito de detención ilegal, de un delito de extorsión y falta de maltrato de obra. Los hechos, en síntesis, se refieren a dos hechos claramente diferenciados y separados de forma clara en el tiempo.

El Tribunal Supremo quiere dejar constancia de que las dos acciones enjuiciadas en la instancia reflejan unos comportamientos que están en las antípodas de lo que debe ser la actuación de un agente policial, que como servidor del orden, debe ser el primero en respetar la ley de las que es el primer garante, sin embargo, en el presente caso, y como ya tiene declarado esta Sala en casos semejantes, el comportamiento del recurrente no fue símbolo de protección para los ciudadanos sino de vejación.

Asimismo, para el Alto Tribunal esta conducta “evidencia una deslealtad en el cumplimiento de sus misiones legales, las cuales le obligaban en términos de probidad y veracidad”.

Puede leer el texto completo de la sentencia en www.casosreales.com Marginal: 70388350

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here