Daños a la salud humana: Condenada multinacional hortofrutícola por contaminación

En el Juzado Mixto nº 3 de Huércal – Overa,  en Almería, se ha dictado sentencia firme ya que no ha sido apelada, en la que se condena a una importante multinacional hortofrutícola a indemnizar a su vecino por los daños y perjuicios ocasionados en la finca de olivos de 10 hectáreas, por la contaminación originada por deriva del uso de herbicidas.

El jurista D. Francisco Javier Alonso Serrano, que resultó premiado por su excelencia al compartir como Profesor su mejor Práctica Jurídica mediante sus diversas publicaciones en Big Data Jurist, bajo el sello de Global Economist & Jurist, ha sido en esta ocasión el abogado defensor del vecino de la finca perjudicada.

El Profesor D. Francisco Javier Alonso Serrano nos describe en esta ocasión, para informativo jurídico, los hechos siguientes recogidos en la sentencia firme:

         1.– Con fecha 15 de Noviembre de 2015 se formalizó contrato de venta de aceituna entre mi cliente y una almazara a un precio de 3.20 €/kg aceite producido. Una vez formalizado el contrato, sobre el 20 de Noviembre de 2015 se realizó la recolección de aceituna en la finca de mi mandante.

 

2.– El 22 de Diciembre de 2015 informan  a mi patrocinada que había habido una contaminación en el aceite por PROPIZAMIDA de una cisterna enviada a MONINI SPA de Spoleto – Italia.

 

        3.- Haciendo el seguimiento de trazabilidad, la almazara realiza una analítica de la aceituna de la finca de  mi cliente donde se detecta que dicha contaminación proviene de las aceitunas desu finca..

 

Concretamente en la Analítica 1527237 de fecha 30/11/2015 realizada por Monini – S.p.S en Spoleto (Italia) sobre el ACEITE enviado a Italia, se detectan las siguientes materias activas de fitosanitarios cuyos resultados son los siguientes: PROPIZAMIDE (herbicides) – No autorizada en olivar –  a un valor de 0.230 mg/kg. (LMR=0.01 mg/kg).

 

Y en la Analítica 000034/207.297 de fecha 21/12/2015 realizada por el laboratorio ENOQUISA sobre una muestra de ACEITUNA recogida el 15/12/2015 de la finca de la prjudicada  buscando el origen de la contaminación del depósito de aceite y como seguimiento de la trazabilidad del mismo. El resultado de la analítica es el siguiente: PROPIZAMIDA  herbicida) – No autorizada en olivar –  a un valor de 0.016 mg/kg. (LMR=0.01 mg/kg).

 

Sobre estas analíticas hay que hacer una especial mención. Nos encontramos analíticas de aceite (Monini S.p.p. – Spoleto –Italia), y otras analíticas realizadas en aceitunas (ENOQUISA Y FITOSOIL). En el resultado de todas las analíticas aparece un producto con los niveles que sobrepasan con creces los LMR (Límite Máximo de Residuos) autorizados. Este fitosanitario es la PROPIZAMIDA que en el caso de la analítica del ACEITE realizada por Monini (Spoleto – Italia) es mucho más elevada que las realizadas en ACEITUNA tanto por los laboratorios  Enoquisa como por el de Fitosoil. Esta situación es debida a que el aceite es un producto “LIPOSOLUBLE”. Esto quiere decir que el aceite absorbe todos los fitosanitarios y contaminantes que se puedan encontrar en la aceituna.

 

4.- A principios de ese año 2015, la demandada  PRIMAFLOR, S.L. puso en cultivo fincas de lechuga, limítrofes a la de mi representada. Anteriormente, nunca había tenido problemas de esas características pues no existían cultivos alrededor de la finca de la actora.

5. El día 19 de Octubre de 2016, y como medida preventiva a la hora de recolección de aceituna prevista para principios de Noviembre, se realizó una recogida de muestra de ACEITUNA para realizar una analítica de multi-residuos elaborada por el laboratorio FITOSOIL, obteniendo el resultado el 26/10/2016 donde aparecen nuevamente materias activas no autorizadas en el cultivo de olivar.

El 4-11-16, la almazara envía otra analítica de la aceituna de la actora al laboratorio KUDAM y es recibida el Martes día 9-11-16 (ref. analítica 394859 de fecha 08/11/2016).

En dichas analíticas los niveles de los fitosanitarios utilizados para el cultivo de la lechuga, lejos de reducirse, habían aumentado considerablemente. Incluso aparecen nuevos fitosanitarios (CIPRODINI: Resultado 0,018 mg/kg (LMR 0,02 mg/kg) METALAXIL (+METALAXIL-M): Resultado 0,018 mg/kg (LMR 0,05 mg/kg) PENDIMETALINA: Resultado 0,046 mg/kg (LMR 0,05 mg/kg) PIRIMETANIL: Resultado 0.028 mg/kg (LMR 0,02 mg/kg) así como la PROPIZAMIDA: Resultado 0.093 mg/kg (LMR 0,01mg/kg

 

6.- La propia prueba pericial aportada por Primaflor, S.L. es contundente e irrefutable:

“En todos las muestras tomadas en el olivar (tanto en fruto como en hoja) se aprecia la existencia de trazas de Propizamida, es decir, HA EXISTIDO CONTAMINACIÓN por deriva del HERBICIDA utilizado en el cultivo de LECHUGA”.

Asi lo ratifica el propio Perito en su declaración judicial.

 

7.- El 25 de Octubre de 2017, como en años anteriores, vuelve a dar positivo en PROPIZAMIDA con un resultado de 0, 024 mg/kg.

8.- El 30 de Octubre de 2017,  se recibe el resultado del análisis de lechuga del laboratorio KUDAM con el número de analítica 435254 de fecha 30/10/2017. El resultado de esta analítica arroja un dato sobre la Propizamida de diez veces superior al LMR (Límite Máximo de Residuos) permitido en la lechuga. El dato es de 1.3 mg/kg cuando el LMR permitido en el cultivo de la lechuga realizado por Primaflor es de 0.6 mg/kg, además de otras materias activas que aparecen en la citada analítica.

9.- El 2 de Noviembre de 2017, se recibe el resultado del análisis de suelo (tierra) del laboratorio KUDAM con el número de analítica 435253 de fecha 02/11/2017. El resultado de esta analítica detecta niveles altos tanto de Propizamida como de Pentamidina. Estos productos son herbicidas autorizados en el cultivo de la lechuga pero no están autorizados en el cultivo del olivar. El resultado de la Propizamida es de 0.37 mg/kg y el de la Pentamidina es de 0.38 mg/kg en tierra.

También se recibe el resultado de las tres muestras enviadas de aceitunas denominadas Muestreo Zona 1” con la referencia de analítica número 435588 y con un resultado de 0.081 mg/kg de Propizamida; “Muestreo Zona 2” y con la referencia de analítica numero 435589 y con un resultado de 0.11 mg/kg de Propizamida; y “Muestreo Zona 3” con la referencia de analítica numero 435590 y con un resultado de 0.89 mg/kg de Propizamida. Teniendo en cuenta que la Propizamida no está autorizada en el cultivo de olivar y que el LMR es de 0.01 mg/kg, podemos observar como superan entre ocho y diez veces el LMR. En el caso de estos resultados, nuevamente, queda probada la contaminación provocada por la mercantil Primaflor.

10.– El 20 de Noviembre de 2017, se recibe el resultado de la analítica  procedente del Laboratorio KUDAM de la muestra de  aceituna referente a la “Zona 4” con el número de analítica 437983 y con un resultado de 0.10 mg/kg de Propizamida, cuando el LMR es de 0.01 mg/kg y no siendo autorizado para el cultivo de olivar. Este resultado multiplica por diez el LMR, obteniendo como conclusión que la contaminación en la finca de olivar ha entrado por todo el linde Oeste, el cual supone un trazado de 1.200 metros aproximadamente.

Cabe destacar que estos LMR en aceituna, una vez extraído el aceite, el resultado en éste puede ser muy superior al que se ha detectado en la aceituna, pues el aceite es liposoluble y “absorbe”, entre otros, este fitosanitario por ser muy persistente.

11.– Por lo aquí expuesto, cabe plantear como advertencia para próximos años, que las secuelas por contaminación de este herbicida podrían perdurar varios años, por lo que habrá que estar pendientes a próximas analíticas de aceituna, teniendo en cuenta que en un año ha pasado de un resultado de Propizamida 0,016+0,009 mg/kg. (26/10/2016) a un resultado de Propizamida de 0,15 mg/kg. (05/12/2017), con lo que constituye un aumento de diez veces el nivel de dicho herbicida en las aceitunas de las explotación de olivar de la perjudicada.

12.– Teniendo en cuenta tanto los documentos como las analíticas aportadas, se puede llegar a la conclusión de que la contaminación de aceitunas y por consiguiente del aceite producido en la explotación de olivar Súper-Intensivo de la perjudicada, vino provocada por la “Mala Praxis llevada a cabo por la mercantil Prima Flor, S.L.. No teniendo en cuenta ni las fechas de aplicación, ni las dosis, así como las reiteraciones de aplicación de éste herbicida en el tiempo, haciendo caso omiso de lo establecido por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente  sobre el Uso, Dosis y Condiciones Generales (viento, temperatura, etc), todo ello con el fin de ahorrarse una cantidad económica importante en mano de obra para quitar hierba a mano, sin tener en consideración los daños que pudieran provocar a fincas colindantes. Perjudicando gravemente a cultivos limítrofes con ellos y muy susceptibles como puede ser el olivar de almazara en las fechas en la que Prima Flor realizó las aplicaciones.

Y para más abundamiento sobre las graves consecuencias que han provocado, no solo en el Medio Ambiente, sino también a explotaciones agrícolas vecinas, hay que hacer especial mención y referencia al reconocimiento expreso realizado por el Responsable de Producción de Prima Flor, a otra contaminación provocada por ellos con éste herbicida en una finca de Naranjos Ecológicos (ratificado por el propio Perito de la demandada en sede judicial).

Pero es más, el daño no es solo material sino que es un daño a la salud humana que con todo desprecio y sin ningún pudor así lo ratificó el propio Responsable de Producción de Primaflor.

Sentencia

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here